lunes, 30 de enero de 2012

El momento previo... mariposas!!


Uno de los momentos más emocionantes que puedes vivir el día de tu boda es el momento previo, ese momento en que estás llegando a la iglesia o al ayuntamiento a la finca donde se celebrará la ceremonia civil… ese momento de mariposas, de nervios, de tensión controlada en el que no sabes si reir o llorar de la emoción, un momento desde luego irrepetible por aquello en que será uno de los pocos momentos del día en que estarás en petit comité.
Acompañada de tu padrino de camino a la ceremonia, con tu precioso vestido, preparada… pero estás lista¿? 

No olvides respirar hondo mientras vas hacia allá, llévate una botellita de agua con una pajita para poder beber sin arruinar el pintalabio, deja el ramo a un lado, ya que pueden sudarte las manos, ponte el cinturón de seguridad ¡no se te olvide! por mucha novia que seas no estás protegida de un pequeño accidente en coche, acuérdate de llevar musiquita de tu cantante favorito te ayudará a relajarte un poco y seguro que esa canción que suene será aún más especial una vez pase la boda, si llevas un vestido con mucha cola entra por la zona contraria a la que vayas a salir así se te arrugará menos, dile a tu chofer si hace calor  que tenga el aire acondicionado encendido un ratito antes de que entres al coche, lo agradecerás… en ese momento pueden sudarte hasta las pestañas, habla, no te guardes los nervios para ti sola, eso te ayudará a relajarte.


Una vez llegues a la ceremonia, no des besos a nadie, te arruinarían el precioso maquillaje que llevas, pon una excusa del tipo “te voy a manchar”, eso sí, pasada la ceremonia besa a todo el mundo… es tu momento.

Cuando vayas a entrar a la ceremonia vas a sentir muchas mariposas… estás deseando ver a tu chico, parece que no sientes tu cuerpo, estás flotando, acuérdate de llevar el ramo de flores a una altura decente, muchas novias lo llevan casi a la altura del cuello, bajalo un poquito, relaja el brazo, relaja la mano, relaja la cara… disfruta ese momento, es único y es realmente muy emocionante. Sonríe, sonríe, sonríe mucho… eres feliz. Es tu momento.

Es tu boda.

1 comentario: