lunes, 11 de noviembre de 2013

Pon un toque de color en tus zapatos

Los que estamos metidos en el mundo de las bodas y las novias que se van a casar saben que las tendencias se marcan ahora mismo desde Estados Unidos, hasta hace unos años en nuestro país éramos bastante clásicos a la hora de plantearnos una boda y no salíamos de las cuatro cosas que siempre han caracterizado las bodas en España… no arriesgábamos porque no sabíamos que había otro mundo.
Otro mundo, precioso por cierto, que poco a poco se ha ido colando en nuestras vidas y en la forma de acercarnos a nuestro día… y así hemos conseguido que personas a las que nunca les han gustado las bodas y predicaban aquello de “yo no me casaré nunca” se planteen no solamente casarse sino hacerlo de un modo diferente, más personal, de un modo más acorde a su personalidad…

Uno de taaaantos detalles a la hora de hacer algo diferente es romper moldes, es acercar nuestra forma de vestirnos ese día con nuestra forma de ser, plasmar algo de nuestra personalidad… y eso lo podemos conseguir por ejemplo con nuestros zapatos.

Los zapatos de novia tradicionalmente han sido siempre blancos, blancos impolutos con nuestras medias blancas, blancas, blanquísimas… pero qué ocurre si nos plantamos el día de nuestra boda con unos zapatos de color, de nuestro color favorito, a juego con nuestras damas de honor o con nuestro ramo de flores? Qué ocurre? Que ese pequeño detalle ya da una personalidad diferente a todo el conjunto… es así…

Son ya muchas las novias que han confiado en Trocitos de Boda para que les realicemos los bouquets de alfileres y muchas de ellas nos confiesan que quieren los alfileres de determinado color para que conjunten con su ramo y sus zapatos y no son pocas también las que a veces un poco indignadas nos cuentan que han tenido que lidiar con madres y suegras para llevar los zapatos de un color que no fuera el blanco… a veces pesa demasiado la familia, el ser tradicional, el miedo a hacer algo diferente… y las frases del tipo “pero cómo se te ocurre? Una novia debe ir de blanco” resuenan en sus cabezas como una sentencia divina que hay que acatar.

Nada más lejos de la realidad… eres la novia, verdad¿? Imponte, si quieres llevar los zapatos de ese color que es especial para ti, hazlo, no permitas que te quiten esa pequeña ilusión.


Naranja, fucsia, morado, azul… deja volar tu imaginación. Y sobre todo acuérdate de llevar tus preciosos zapatos los días  que tengas las pruebas del vestido, para que así te cojan el bajo exacto a tu vestido y el resultado sea perfecto!!

1 comentario:

  1. Hola preciosa!!!!

    Pues te doy toda la razón, la que se casa es la novia, las madres y suegras ya se casaron, así que chicas vosotras sois las que elegís, el restos están para daros consejos.

    Por cierto, me han encaantado los zapatos azules de la novia, preciosísimos.

    Un besote

    ResponderEliminar