martes, 6 de mayo de 2014

Caprichos de boda... pizarritas!!

Tengo una amiga que siempre que nos vemos me dice "por qué no montaste Trocitos de Boda antes¿? por qué hace tres años no tenías tantas cosas¿?"... sí, yo también lo pienso y a veces me tiro de los pelos porque aunque mi boda fue muy chula y estuvo llena de cositas hubo cosas que se me ocurrieron a última hora  y otras, meses más tarde... creo que las novias que nos casamos con ilusión y que nos mola eso de personalizar todo como yo o mi amiga deberíamos casarnos no digo todos los años pero una vez cada 5... por qué no¿? :)
El caso es que en mi familia es mítico el momento en que nos íbamos a Barajas rumbo a nuestra luna de miel caribeña y me llamó mi madre toda preocupada porque había llegado un paquete enoooorme de confetti de cristal transparente... "y esto¿? para que lo quieres¿?", "Sí, mamá, era para la boda pero no llegó a tiempo".
Y es que lo pedí tarde... tardó en llegar algo más, se quedó atascado en aduanas... en fin... mi boda no brilló tanto como hubiera querido, pero eso solo lo sé yo (bueno y ustedes ahora!)... pero casi mejor, creo que ya volví bastante locos al catering y a la gente de mi finca con tanto cartelito, tanta moñería, tanta indicación y tanta florecita...
Y esto que cuento... por qué lo cuento¿? por las pizarras que nos llegaron hace unas semanas a nuestro taller y que nos tienen enamoraditos perdidos y que las hubiera querido para mi boda...

Son preciosas y estábamos convencidos de que gustarían pero es que están siendo la locura... sobre todo las pizarras con marco blanco. No solo nos las están pidiendo los novios sino que hay algún weddinng planner que ya se ha hecho con ellas y alguna finca también...

Y como no quiero que les pase como a una antigua vecina que compró unas pizarras monísimas para los números de mesa y para indicar cositas y rincones especiales... las compró con meses de antelación y compró tizas de colores y como tiene una caligrafía espectacular se lió a dibujar y a escribir unos carteles maravillosos... qué ocurrió¿? que los llevó al restaurante y sin querer los emborronaron y el día de la boda... aparecieron sus caprichosas pizarritas con unos números dignos de un niño de EGB... se recuerda la anécdota con cariño, nada de dramas y ella me ha dado permiso para contarlo... pero no deja de tener su historia... el caso es que, me enrollo, como no quiero que les pase eso  también hemos puesto a la venta unos rotuladores blancos especiales para pizarra... son muy chulos, en el momento que se secan se queda la tinta blanca y no se borra a no ser que le pases una toallita de bebe o lo laves con agua y jabón y además por la compra de 5 pizarras o más te regalamos uno de estos rotus... que no te pase como mi vecina...



No hay comentarios:

Publicar un comentario