miércoles, 9 de julio de 2014

Un verano de locos... y bendita locura!!

Llevábamos tiempo con la idea en la cabeza, aunque era una idea vaga y que dejaríamos para fin de año, para después de eventos y ferias varias... Trocitos de Boda que es una parcela importante en nuestras vidas estaba siendo también una parcela demasiado grande en nuestra casa, en nuestro salón, en nuestro pasillo, en la habitación de nuestro director creativo... el caso es que hace cosa de un mes nos dimos de bruces con una casa que para nosotros es perfecta.

Y como no teníamos bastante jaleo en verano, ahora a mediados de mes... nos mudamos a "Villa Trocitos"... así que en medio de la vorágine de los pedidos para bodas de agosto y septiembre tengo entre manos además una mudanza y en julio he dicho que no descanso así que entre pintores, nuevos caseros, un bebé grande que necesita estar encima de su madre todo el día, llamadas a Telefónica (por favor!! no me quiero quedar sin internet ni un solo día que contestar a través del movil es muy frustrante cuando tienes un LG caca como el mío) reparaciones y demás... llevo entre manos los pedidos de estas semanas... Sobreviviré¿? 

Pero todo este esfuerzo merece la pena cuando en mitad de una crisis existencial abrumada con todo lo que se me viene encima aparecen novias tan bonitas como ellas para enseñarme sus trocitos de boda...


No pueden ser más lindas...

En fin... os enseñaré poco a poco el nuevo taller de Villa Trocitos... que va a ser muy muy bonito y sobre todo va a estar lleno de ilusión. Por lo pronto hoy ya está pintado y creo que vamos a ser muy felices en él!
Un abrazote!