lunes, 28 de septiembre de 2015

Trocitos de Boda en JUST MARRIED MARKET 20 septiembre 2015

Quizá sea un error, no lo sé, pero desde hace ya bastante tiempo me guío por el corazón a la hora de  tomar decisiones no solo con Trocitos de Boda sino con mi vida en general... he estado en trabajos que no me gustaban nada, ha habido demasiados días en mi vida en los que me levantaba sin una motivación bonita a la hora de trabajar y levantarse a las 6.30 o 7 sin motivación es duro, muy duro, a veces imposible. 

Por eso, cuando comencé con esta aventura que es Trocitos de Boda (algún día contaré cómo surgió Trocitos...) tuve claro desde el primer momento que fuera lo que fuera Trocitos, tenía que ser algo que me llenara, que me completara, que me hiciera feliz. 
Y Trocitos de Boda ha sido obediente con esto que le pedí y me hace muy feliz y en citas como esta del 20 de septiembre en Just Married Market aún más.

Recuerdo cuando me llegó el primer mail de Diventia Eventos comentándome sobre un evento que querían montar en Madrid, no sabía quienes eran, no sabía qué repercusión podía tener... yo era una recién llegada a todo esto pero noté que era algo diferente...

Patricia, Lola y todo el equipo de Diventia es maravilloso.  Trabajan en algo que les apasiona y se nota, se les nota que no somos solo novios o proveedores, somos algo más... es genial sentir ese cariño, esa atención, llevamos 3 ediciones (creo 3 o 4¿?) y todas en el Ayre Gran Hotel Colón donde siempre nos facilitan mucho las cosas. Un gustazo!
Y luego, además de todo esto,  te vienen a visitar novios geniales, novias que viven en Irlanda y cuadran venirse a Madrid este finde para esta feria a ver tus alfileres (a cuadros se queda una!!), novias que ya tienen sus trocitos de boda y quieren darte las gracias en persona o bloggers geniales como Sonia de Sin sapos ni princesas que ha iniciado un nuevo proyecto con una pintaza genial Y bajarte la luna o mi querida Laura de Musicos Madrid, pero además por si esto fuera poco compartes confidencias, espacios y tiempo con personas como Susana de Hecho por Kit o Beatriz Tudanca (a la que admiro profundamente porque sigo su trabajo y estuve en una boda muy especial que cubrió ella y es maravillosa!)

Os dejo unas cuantas fotos de mi stand, porque fui yo sola y no me pude escapar a nada aunque hubo talleres, desfiles y un montón de actividades, qué ganas de que sea la próxima edición!!!

Justo en la entrada a la derecha, ahí estábamos... 




Nuestro stand siempre es super colorido gracias a nuestros preciosos alfileres... para todos los gustos, románticos, dulces, alegres, divertidos y en diferentes presentaciones que encantan!!



Nuestros Libros de Firmas siempre llaman la atención, no son libros de scrapbook, es un trabajo de encuadernación clásica, hacemos los cuerpos, los encolamos, los cosemos, hacemos las tapas, el marco para la foto, los prensamos... no es un trabajo sencillo pero es un trabajo que merece la pena porque cada libro tiene su esencia, no tienen un acabado industrial, no buscamos que sea así, son artesanales, tienen su propia historia, tu historia 


Nuestra casita de Sellos Personalizados siempre está repleta de sellos hechos con cariño... cada sello representa una historia de amor y lo tenemos muy presente siempre. Además seguimos con nuestra campaña DEJA TU SELLO EN EL MUNDO con la que donamos 3€ a CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) con cada sello personalizado que nos encargues... además tenemos decenas de colores de tintas...
Y aunque no es ni mucho menos un producto nuevo POR FIN! hemos podido presentar en un evento nuestras coronas artesanales para damas de honor, niñas de comunión y novias... llevamos ya mucho tiempo haciéndolas, pero nunca nos había cuadrado llevarlas a un evento y por fin ha sido el día y han encantado... además ahora las podemos hacer con paniculata de colores... en fin, échale un vistazo a nuestra web :) 


Y aquí estoy yo... despeinada, con falta de sueño pero feliz por haber participado en JUST MARRIED MARKET!!! 

sábado, 12 de septiembre de 2015

DEJA TU SELLO EN EL MUNDO

Cada año decenas de miles de personas, quizá más, tienen que elegir entre dejar su tierra y su
historia o perder su dignidad y probablemente su vida. Los motivos para ello son simplemente
su ideología, su religión o una guerra que nunca eligieron, pero que destruye, de pronto, algo
que nos define como seres humanos: sus proyectos de vida, sus ilusiones, los sueños
depositados en el lugar donde crecieron. Imaginar que nosotros, en nuestro día a día, no
estamos ni mucho menos a salvo de vernos en esa situación algún día, recordad que nuestros abuelos
aquí mismo vivieron algo similar al drama que hoy viven cientos de miles de sirios o afganos,
quizá nos ayude a observar desde la postura adecuada un problema que lleva siendo urgente
demasiado tiempo y que nos aleja a todos de vivir en un planeta cada vez más justo.

La situación  actual que ha logrado hacerse un hueco en los medios no es más que un pico
alarmante en un proceso que sigue vivo desde hace décadas. Son millones los refugiados
sirios, afganos, iraquíes o libios que han tenido que huir en los últimos años, principalmente a
sus países vecinos como Jordania o Turquía, como consecuencia de las intervenciones y apoyos
militares de Occidente. Los mismos conflictos que para nuestra prensa acababan con la caída
del supuesto dictador de turno y aparentemente con la ansiada llegada de la democracia
promovida por Estados Unidos o la Unión Europea, siguen su curso con el drama de millones
de personas que hoy han perdido su futuro y que buscan desesperadamente un apoyo mínimo
para poder empezar de cero allí donde la guerra no ha llegado.


¿Qué se puede hacer?
La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) lleva más de treinta años en el centro de un
problema creciente, hoy día, por la inestabilidad que crean las políticas internacionales en
lugares estratégicos para los países occidentales. Quizá nada de lo que podamos hacer sea
suficiente para revertir este problema si no cambian de raíz las políticas internacionales de los
países desarrollados y el sistema económico que mantiene, de algún modo, aquellos conflictos
aparentemente lejanos, pero al menos podemos desde nuestros hogares, desde nuestros
barrios o ciudades, dotar a nuestra sociedad de herramientas que palien este drama. CEAR es
un buen ejemplo de ello, una organización creada desde el consenso por la importancia de la
necesidad de ayudar a los refugiados que piden asilo en nuestro país, pero que necesita del
empujón que la sociedad puede darle para que la existencia de estas instituciones no se quede
en las buenas intenciones cara a la galería de un país que se cree lejos del terror de una guerra.
Foto sacada de El Pais

En Trocitos de Boda queremos aportar nuestro granito de arena dándole eco al trabajo de
cientos de voluntarios y profesionales que dedican su vida a iluminar un poco el oscuro futuro
de miles de personas que vienen a España a intentarlo de nuevo  y hemos lanzando nuestra campaña
DEJA TU SELLO EN EL MUNDO

Con cada sello personalizado que nos encargues, sea el modelo que sea, donaremos a CEAR 3€ porque quizá formando parte de este gran proyecto de justicia y derechos humanos, sea más profunda la alegría de vivir la fortuna de ser felices junto a los nuestros construyendo libremente el futuro.