sábado, 6 de febrero de 2016

Los trocitos de Ana y Ángel: la boda de mis mejores amigos

No sabía si ser sincera o no en este post y presentar a Ana y Ángel como una pareja de novios trocitos desconocidos para mi, pero la verdad es que parte del encanto de este trabajo, es la confianza y la sinceridad que nos dais quienes decidís que haya trocitos de boda en vuestro gran día, así que os debo esa sinceridad también... Ángel y Ana son parte de mi familia... no es una pareja desconocida, en absoluto, desde que los conozco hace ya más de 10 años han sido parte importante en mi vida y es de ese tipo de personas sinceras, buenas y absolutas que conocemos muy pocas veces en la vida, absolutamente "siempre ahí".  Tengo mucha suerte de que ellos formen parte de mi vida... 
Así que cuando nos enviaron una foto de sus alianzas en los dedos para decirnos que en el 2015 se casarían, sentí como si alguien de mi familia, muy cercano, se casara con el gran amor de su vida.
 Podría contaros tantas cosas bonitas sobre ellos, tantos momentos, tantas confidencias, tanto que hace especial a esta pareja... que cuando estás delante de ellos sabes que estás delante del amor, no de ese amor con prisas, de ese amor traicionero, sino del amor sincero, del amor con humor, compañero, del amor que dura para siempre... y su boda estuvo repleta de ese amor del que os hablo. Os dejo la entrevista que por primera vez responde el novio... y es que esta pareja no es típica :) 

¿Cuándo y dónde os casasteis?
El 20 de Junio de 2015 en La Casa Verde.

¿Por qué elegisteis ese sitio en concreto?
Porque nos encantó desde el primer día que entramos a verlo. A Ana siempre le había llamado la atención “esa casa del tejado verde que se ve desde la A6” y cuando vimos que se podían organizar bodas en ella, fuimos a verla. En cierto modo es como si hubiéramos estado predestinados a celebrarlo ahí, porque sin duda fue el lugar perfecto para una boda perfecta.

¿Cuánto tiempo necesitasteis para preparar vuestra boda?
Unos nueve meses.

¿Hubo pedida?
Sí que la hubo. Varias veces además. Un par de ellas incluso con rodilla en tierra… ¡¡qué corte por favor!!

¿Hubo despedida de solteros?
Sí, la hicimos conjunta y la organizamos los novios. Nos apetecía hacerlo así porque tenemos muchos amigos comunes y no nos apetecía andar haciendo las típicas separaciones de chicos por un lado y chicas por otro. La verdad es que hemos compartido cada aspecto de nuestra boda, despedida incluida.

Cuéntanos detalles de los trajes de los novios,  peinado, maquillaje, zapatos… ¿os costó mucho veros "de novios"?
Fíjate si nos costaría vernos con los típicos atuendos, que al final el vestido de Ana acabamos haciéndolo en Tarragona, con un diseñador local y mi traje con un diseño a medida que nos hicieron en Mazaleón. Nos hemos movido mucho para que todo estuviera a nuestro gusto.
Las cosas que veíamos en Madrid, no nos acababan de encajar. Muy típicas y pensadas para figurines. Cuando intentabas subir de talla, las cosas que sobre catálogo te gustaban, te hacían parecer que ibas con un saco de patatas.
Ana fue a cuatro atelieres diferentes en Madrid antes de decidirse por la opción de Ramón Herrerías y yo fui a tres tiendas, antes de optar por la opción de Toni Barceló. Un acierto ambas, sin lugar a dudas.

A veces se recuerda ese día con una gran nebulosa… quieras que no los novios estamos en una nube pero… ¿qué momento o momentos guardas con cariño?
¿Todos? Ambos disfrutamos de cada momento del día de la boda. Desde el vestirnos, que estuvimos juntos en la habitación del hotel, compartiendo todo y vistiéndonos juntos...
 ...hasta cada momento de la ceremonia, que fue muy, muy emotiva.

¿Qué momentos os resultaron más emocionantes?
Los momentos más intensos que recuerdo son la pieza de danza que nos dedicó nuestra sobrina...
 y verte a ti, a nuestra amiga Irene y a las guitarras a los hermanos de Ana, poniendo todo el corazón en un tema de Brian Adams, complicadísimo de hacer ¡¡y que encima no te gustaba nada!! Aún se me pone la carne de gallina.
Mi vestido es de Vertize Gala por cierto, un lugar maravilloso con vestidos maravillosos para todas las tallas... recomendado 100%

Hago un inciso aquí para decir que la boda de Ana y Ángel fue absolutamente emocionante... y que nos pasamos toda la ceremonia con la lágrima en el ojo... así ocurrió que cuando me tocó cantar apenas me salía la voz... uno de los momentos más bonitos de mi vida... 

Las pesadillas antes de la boda son muy comunes… ¿tuvisteis alguna? ¿nos la cuentas?
Supongo que la típica que debe ser la de llegar tarde, pero más allá de eso, no recuerdo ninguna pesadilla. La verdad es que lo preparamos todo con tanta ilusión, que no nos supuso nada que nos quitara el sueño. Nervios sí que hubo en las últimas semanas, pero tampoco demasiados.

¿Hubo algo que no salió como esperabais?
Lo cierto es que no hay nada que nos dejara la sensación de que nos hubiera gustado que fuera de otra manera. Fue nuestra boda tal y como la planeamos y la disfrutamos con nuestra gente, que también se lo pasó genial, ¿qué más se puede pedir?

¿Y mejor de lo que imaginabais?
Debo reconocer que la cocina de Doña Filo, que fueron los que organizaron nuestro catering, estuvieron de bandera. Siempre puedes pensar que preparar los platos a punto para todo el mundo, con el timming del día de la boda, puede haber algo que no esté como en las pruebas, pero lo cierto es que todo estuvo en su punto y mimado hasta el más mínimo detalle.

Sabemos que tu boda fue preciosa y muy cuidada, cuéntanos qué detalles hicieron de tu boda algo único.
La ceremonia fue espectacular por la implicación de nuestra familia y amigos con aportaciones personales, lecturas, bailes, canción en vivo... No la disfrutamos solo nosotros, nuestra gente, que nos estaba acompañando, conectamos todos de una manera muy especial. Fue una pasada.

Montar un pequeño espacio con la ayuda de Trocitos de Boda, en el que la gente pudo colgar las fotos instantáneas que hicieron durante la ceremonia.

Fue el lugar para dejar el libro de firmas, las chuches para los peques, los detalles para nuestros invitados…

 ...lo cierto es que fue el centro de paso de la gente que nos dimos cita allí el día de nuestra boda. Un punto de encuentro de emociones compartidas.



¿Os  fuisteis de luna de miel? ¿A dónde?
Hemos estado haciendo un pequeño recorrido por Portugal, que no lo conocíamos y nos ha sorprendido gratamente. Pequeño porque solo hemos podido hacer Sintra, Lisboa y Porto, pero ha estado muy bien.


¿Ahora mismo está muy de moda participar en redes sociales, en foros y demás para organizar tu boda… participaste en alguno? Recomiéndanos foros, proveedores, lo que quieras…
Participar en foros, no demasiado la verdad, más allá de buscar opiniones sobre diferentes proveedores. Quizá el más conocido, bodas.net y lo que sí hicimos fue asistir al alguna que otra feria como la Just Married Market.
En cuanto a proveedores, recomiendo sin dudar a aquellos con los que hemos podido contar para hacer realidad nuestra boda tal y como queríamos:

Fotografía:
Beatriz Tudanca

Alojamiento:
Hotel Artrip Madrid – Miguel Ángel Porras

Lugar de celebración:
La Casa Verde – Ramón Castellanos

Oficiante:
Bodas Tosca - Salomé Díaz

Catering:
El Mesón de Doña Filo

Decoración, alfileres de boda, libro de firmas...
Trocitos de Boda

Maquillaje:
Pelumaqui - Macarena Rodríguez

Vestido de novia  - Diseño de Ramón Herrerías

Ramo de Algodón de Luna - Luna García

Traje de novio:
Traje completo (camisa y corbata incluída) de Toni Barceló

Un consejo para los novios que nos leen.
Lo que recomiendo a todas las parejas que me dicen que están en ello o que quieren casarse, es que lo hagan juntos, ¡¡todo!!

Que compartan cada momento, cada prueba de traje y de vestido, la elección del ramo, los adornos, incluso estar juntos el día de la boda. Es una experiencia que no vamos a olvidar jamás.

Si me volviera a casar, lo haría igual porque no hay nada de los meses de preparación que me haya arrepentido de haberlo compartido con Ana. Es toda una experiencia que ninguna pareja se debe perder. Es vuestra boda, hacedla como vosotros queréis y hacedlo juntos.