miércoles, 14 de diciembre de 2016

Ramos bouquets para alfileres o... cómo volver a tus orígenes

Cuando comencé Trocitos de Boda, ni siquiera se llamaba así, era un blog en la plataforma de blogspot y cada vez que tenía un pedido le sacaba unas fotos bonitas y me imaginaba a la novia que estaba detrás y escribía alguna cosilla... 

Ni siquiera tenía varios modelos de alfiler, solo tenía uno (los alfileres que se llaman ahora Cheap&Chic) y tampoco vendía los alfileres con capuchón ni siquiera con presentación. Esos fueron los orígenes de Trocitos. Abrumadoramente sencillos.
Hacía broches y todo... qué tiempos... y no, no tenía logo.

Una chavalilla que aburrida de su trabajo aburrido de oficina sacaba un ratito todas las tardes con un hobbie que le hacía sentir bien. Recuerdo que mi chico me comentaba “anda que si un día pudieras vivir de esto” y yo le sonreía en plan “tú estás muy loco, chiquillo”.

Poco a poco fui creyéndome toda esta vida paralela que me montaba, poco a poco esa vida paralela inundó mi salón, luego nos mudamos a una casa más grande (pero sin trastero!!)  y  aparte de trabajar en una de las habitaciones todo este mundo inundó el pasillo y la habitación de mi bebe y se hizo insostenible vivir allí, ahora mi mundo Trocitos se ha instalado de forma bastante definitiva en mi taller. El taller Trocitos.
Este fue el stand de nuestra primera feria... el Wedding Meeting de Mi Boda Gratis en Febrero 2013... qué tiempos.

Van saliendo ideas nuevas, nuevos alfileres, sellos personalizados, nuevos modelos de cestas… nuevos… todo! Y aunque hay cosas que no vuelves a hacer igual, hay veces que tienes la necesidad de volver a los orígenes.

Y esta ha sido una de esas veces… una de las primeras presentaciones que empecé a hacer cuando me empecé a tomar Trocitos de Boda más en serio fueron los bouquets ramo. Realmente me ha costado recordar por qué dejé de hacerlos… y es que al mudarme a vivir fuera de Madrid me costaba horrores ir a por los materiales y dejé de hacerlos y luego literalmente me olvidé de ellos. Así sin más. Pasaron a la historia.

El caso es que el otro día, un domingo frente a la chimenea, tuve una tarde entera  para dedicarla a pensar en Trocitos de Boda, con un papel en blanco delante de mi y fue como “por qué no volver a hacer bouquets de ramos?” Y lo vi totalmente claro cuando de repente esa misma noche una de mis novias favoritas del 2011, Silvia, me mencionó en su IG para enseñarme una foto del ramo que le hice para su boda. Un ramo blanco de papel, que yo le había hecho con sus alfileres en colores morados…. Cómo podía ser esa coincidencia¿? Si no me había acordado de esos bouquets desde entonces… cómo podía ser¿?


Yo soy muy de señales, todo en mi vida han sido señales para bien o para mal… aquello tenía una razón así que esa misma semana encargué los bártulos, los materiales y me he puesto a crear ramos bouquets. Otra forma maravillosa de presentar nuestros alfileres de boda…


Estoy tan contenta de lo que me enseña de mi misma este trabajo mío, de lo mucho que me apasiona, de lo obligada que estoy a ver las cosas cada día de una manera diferente… Y los ramos bouquets están disponibles en Bouquet Ramo